sábado, 5 de noviembre de 2011

Conclusiones y Recomendaciones "Los Desafíos del Gerente de Proyectos en la Selección de Personal"

·         Un proceso de selección de personal presentará siempre y de manera generalizada desafíos causados por aspectos intrínsecos de los involucrados, propios de la organización y meramente externos. No es preciso definir una receta que simule un contexto de selección, sin embargo, existe todo un conjunto de buenas prácticas y habilidades en función de procesos que un Gerente de Proyectos debe desarrollar de manera que pueda afrontar satisfactoriamente los desafíos que surgirán en todo proceso de adquisición de recurso humano.

·         Debido a que el factor tiempo es fundamental como parte de cualquier proceso en desarrollo, en definitiva éste debe ser considerado en toda tarea referente a búsqueda de personal, en función de examinar detallada, paciente, pero ágilmente, entre otros aspectos, características propias de los candidatos que definirán su elección. Por otra parte, es importante considerar además que no es preciso generalizar para todo el personal partícipe de un proyecto específico u organización en su contexto, el hecho de permanecer o formar parte en ésta desde su inicio hasta su etapa culminante, sino que el constante movimiento y cambio en el mismo, amerita por parte del gerente de proyecto, el conocer sus recursos en función de negociación, supervisión y necesidades de obtención o bien eliminación.  

·         El desarrollo de habilidades gerenciales así como aquellas basadas en destrezas interpersonales se hacen cada vez más evidentes e indiscutiblemente necesarias debido a que, entre otros aspectos, es mediante un proceso de selección de personal en donde prevalecerá la comunicación efectiva, capacidad de influenciar, negociar y planificar. En este contexto bien se puede presentar la necesidad de interacción con otros directores o gerentes y asegurar para el proyecto específico el personal cualificado y apropiado en un periodo determinado de tiempo; además de los términos que constituyen una contratación externa, en donde igualmente debe existir una preparación gerencial que permita el estar capacitado para la implementación de esta modalidad de recurso.   

·         Dirigir un proyecto en definitiva implica proporcionar y equilibrar las restricciones contrapuestas, entre las que se destaca  alcance, calidad, cronograma, presupuesto, recursos y riesgo. Si bien es cierto, la relación entre estas restricciones es tal que si alguna de ellas cambia, es muy probable que al menos otra se vea afectada, sin embargo, el contar con el mejor personal, aunado a lo anterior, dependerá además de aspectos meramente organizacionales, para lo cual precisamente será el tipo de organización una condición influyente y directa en cómo el gerente de proyectos  dispondrá tanto de su personal existente, así como el recién ingresado, sin descartar el estar preparado para aquel nuevo en una eventual disposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada